Fallo en los catalizadores

Fallo en los catalizadores

Un convertidor catalítico es un dispositivo de control de emisiones que evita la entrada de gases de escape nocivos en la atmósfera.  Su objetivo es mejorar la calidad del aire. A medida que se han endurecido las normas sobre emisiones, ha aumentado el número de catalizadores de un vehículo. Muchos vehículos cuentan con dos o más catalizadores con el fin de cumplir las normas europeas sobre emisiones.

¿ Como funcionan los catalizadores?

El catalizador es un elemento clave para el buen funcionamiento del vehículo y por lo tanto debemos saber cual es su misión y por que puede producirse un fallo en el catalizador.

Un catalizador es un dispositivo de flujo directo. Funciona convirtiendo las emisiones de escape nocivas a otras menos nocivas cuando los gases lo atraviesan.Los gases de escape, que contienen monóxido de carbono, hidrocarburos y óxido nitroso, entran en el catalizador.

Los gases atraviesan el monolito, que está recubierto por una combinación de metales preciosos y cuando el catalizador alcanza la temperatura de funcionamiento (alrededor de 300 grados centrígrados) se produce una reacción química.

Los gases de escape menos nocivos salen del catalizador: dióxido de carbono, nitrógeno y agua.

Para que el catalizador realice bien su función está dotado de una potente estructura  formada por los siguientes elementos?

Un catalizador se compone de los siguientes elementos:

Un monolito cerámico o metálico con forma de nido de abeja, que facilita el flujo del aire y una superficie máxima, revestido con metales preciosos que permiten la conversión de los gases que lo atraviesan.

Una malla metálica que permite la sujeción del monolito. La malla se expande al exponerse al calor con el fin de suministrar la presión necesaria para proteger el monolito.

Una envoltura (o carcasa) de acero inoxidable que protege el catalizador y permite su montaje en el sistema de escape.

¿ Porqué puede fallar un catalizador?

El catalizador es un elemento a menudo conflictivo pero no especialmente por fallos propios del mismo.

Hay varias razones por las que un catalizador puede fallar, sin tratarse de una avería del propio catalizador entre los que podemos encontrar los siguiente motivos:

– Daño por impacto.

– Monolito derretido.

– Uso de pasta para escapes.

– Montaje inadecuado.

– Luz del control del motor.

– Fallo de emisiones.